El mundo celebró el día de la Internet en torno a la ciberseguridad

dia-de-la-internetEn diferentes países del mundo se conmemoró el Día de Internet con el propósito de dar a conocer las posibilidades de las nuevas tecnologías para que los ciudadanos encuentren de qué manera podrían mejorar su día a día. La idea original de celebrar esta fecha surgió en España a iniciativa de la Asociación de Usuarios de Internet. La realidad es también que los países, pensando en utilizar estos conceptos, deben adaptar sus leyes para que la ciudadanía se sienta protegida en contra de abusos y para la protección de sus datos, algo que debe ser cada vez más importante y primordial.

Muchas de las ponencias giraron en torno al tema de la seguridad, tanto personal como de documentos e información y es que los ciberataques de las últimas semanas han hecho sonar las alarmas de alerta ante el uso de esta herramienta que puede ser de mucha ayuda o de un gran perjuicio y en este día la tendencia fue hablar de la seguridad. El tema de seguridad es muy relevante por estos días. Las personas deben saber que la seguridad no solo implica información de la empresa o de datos, sino también está en juego la seguridad personal por ello el Internet se debe usar de manera responsable, apropiada y provechosa.

¿Cómo aprovechar correctamente el Internet?

Aquí algunos consejos relacionados a la seguridad en Internet:

  • Evitar los enlaces sospechosos: uno de los medios más utilizados para direccionar a las víctimas a sitios maliciosos son los hipervínculos o enlaces. Evitar hacer clic en éstos previene el acceso a páginas web que posean amenazas capaces de infectar al usuario.
  • No acceder a sitios web de dudosa reputación: a través de técnicas de Ingeniería Social, muchos sitios web suelen promocionarse con datos que pueden llamar la atención del usuario – como descuentos en la compra de productos (o incluso ofrecimientos gratuitos), primicias o materiales exclusivos de noticias de actualidad, material multimedia, etc.
  • Actualizar el sistema operativo y aplicaciones: el usuario debe mantenerse actualizado con los últimos parches de seguridad no sólo el sistema operativo, sino también el software instalado en el sistema a fin de evitar la propagación de amenazas a través de las vulnerabilidades que posea el sistema.
  • Descargar aplicaciones desde sitios web o repositorios oficiales: muchos sitios simulan ofrecer programas populares que son alterados, modificados o suplantados por versiones que contienen algún tipo de malware y descargan el código malicioso al momento que el usuario lo instala en el sistema.
  • Utilizar tecnologías de seguridad: las soluciones antivirus, firewall y antispam representan las aplicaciones más importantes para la protección del equipo ante las principales amenazas que se propagan por Internet.
  • Evitar el ingreso de información personal en formularios dudosos: cuando el usuario se enfrente a un formulario web que contenga campos con información sensible (por ejemplo, usuario y contraseña), es recomendable verificar la legitimidad del sitio.
  • Tener precaución con los resultados arrojados por buscadores web: a través de técnicas de Black Hat SEO, los atacantes suelen posicionar sus sitios web entre los primeros lugares en los resultados de los buscadores, especialmente en los casos de búsquedas de palabras clave muy utilizadas por el público, como temas de actualidad, noticias extravagantes o temáticas populares.
  • Aceptar sólo contactos conocidos: tanto en los clientes de mensajería instantánea como en redes sociales, es recomendable aceptar e interactuar sólo con contactos conocidos. De esta manera se evita acceder a los perfiles creados por los atacantes para comunicarse con las víctimas y exponerlas a diversas amenazas como malware, phishing, cyberbullying u otras.
  • Evitar la ejecución de archivos sospechosos: la propagación de malware suele realizarse a través de archivos ejecutables. Es recomendable evitar la ejecución de archivos a menos que se conozca la seguridad del mismo y su procedencia sea confiable (tanto si proviene de un contacto en la mensajería instantánea, un correo electrónico o un sitio web).
  • Utilizar contraseñas fuertes: muchos servicios en Internet están protegidos con una clave de acceso, de forma de resguardar la privacidad de la información. Si esta contraseña fuera sencilla o común un atacante podría adivinarla y por lo tanto acceder indebidamente como si fuera el usuario verdadero.

Como siempre, las buenas prácticas sirven para aumentar el nivel de protección y son el mejor acompañamiento para las tecnologías de seguridad. Mientras estas últimas se encargan de prevenir ante la probabilidad de algún tipo de incidente, la educación del usuario logrará que este se exponga menos a las amenazas existentes, algo que de seguro cualquier lector deseará en su uso cotidiano de Internet. Conozca aquí nuestras soluciones de seguridad informática y Proteja completamente los computadores y la información vital de su compañía.

 

Fuente

Leave a Comment