Las tendencias de movilidad para 2016 en América Latina

América Latina enfrenta grandes retos: la desaceleración de la economía mundial ha permeado en las economías de nuestra región, afectando con ello el mercado de los dispositivos móviles. Como referencia, según datos de la consultoría IDC, el crecimiento de ventas de smartphones en América Latina (en unidades) fue de un 35% en 2014 versus 2013, pero bajó a tan solo 4% en 2015 versus 2014.

tendencia-movilidad-2016

Vivimos en una era en la cual los smartphones se han convertido en dispositivos móviles indispensables, los preferidos por los usuarios ante la mejora en la experiencia de uso, así como en el incremento en los servicios y aplicaciones que proveen. Actualmente, estos han logrado desplazar a los features phones, liderando los mercados. Basta considerar que durante este año cada hora se venden más de dieciséis mil teléfonos inteligentes en América Latina y tan solo este mercado registró un 82% de participación en el rubro de smartphones durante Q3 de 2015. Incluso, esta cifra llega a ser mayor de 90% en algunos países de la Región.

Pantallas de mayor tamaño:

El usuario móvil demanda dispositivos que se ajusten a sus necesidades inmediatas, de esta forma va siendo cada vez más selectivo ante la variedad de modelos que se le presentan. En cuanto a esto se percibe una clara tendencia por la predilección por equipos con pantallas de mayor tamaño cuando anteriormente existía una barrera psicológica con los teléfonos de mayor formato, porque se consideraba poco operativo e incómodo sujetar un smartphone grande que permitiera hablar y más aún, para guardarlo en la bolsa o en el bolsillo. Aunado al paulatino incremento en el tamaño de pantalla de los smartphones, se observa un fenómeno interesante ya que los usuarios móviles jóvenes también buscan adquirirlos debido al aumento en la cantidad y calidad de contenidos móviles consumidos al ver películas, juegos e imágenes en este tipo de pantallas. Pese a esto, un segmento importante se establecerá en los smartphones con pantallas entre 5 y 5,5 pulgadas, porque estos modelos aún entran en el bolsillo o bolso y brindan una muy buena calidad de imagen.

Rapidez en conexión:

Paralelamente a equipos de mayor tamaño, el usuario exige rapidez en conexión, navegación y respuestas de los equipos en menor tiempo. Las últimas generaciones de dispositivos móviles incorporan procesadores más rápidos con núcleos Octacore y prontamente Decacore; que procesan más volumen de contenidos simultáneos y responden a la necesidad de mayor velocidad. Adicionalmente se percibe la demanda de mayor almacenaje de memoria.

Las selfies seguirán Inundando las redes:

El usuario seguirá seleccionando los de mejores cámaras que logren ángulos más amplios e incluyan flash para optimizar la calidad de la foto para las selfies -que llegaron para quedarse.

Desarrollo de Baterías:

Como consecuencia de la cantidad de funciones y componentes que los smartphones tienen, se plantea el desafío para el desarrollo de baterías que permitan un alto consumo de contenido. Sin embargo, todavía se percibe una evolución un poco más lenta en esta área, por esto la industria móvil ya tiene considerado el lanzamiento de cada vez más baterías con corto tiempo de recarga.

Las Tablets y los wearables también entran en la pelea:

Pero los smartphones no son los únicos dispositivos móviles que actualmente marcan la preferencia de los usuarios, también las tablets y los wearables (vestibles) se han incorporado con gran aceptación en la vida móvil.

En cuanto a las tablets, aunque ya no veamos más un crecimiento del segmento en América Latina, todavía es un mercado interesante para consumo de todo tipo de contenido, tanto para el ámbito laboral como de entretenimiento; brindando al mismo tiempo un nivel de portabilidad que una laptop no tiene. Hacia adelante, vemos una tendencia de que las tablets 2 en 1 (con teclado destacable) son las que cada vez más cautivarán al usuario móvil por su practicidad

Ahora entramos al segmento de los wearables, con los cuales hace un tiempo experimentamos la primera ola de esta tendencia con modelos más grandes, pesados y difíciles de manejar por sus interfaces poco amigables. Estos primeros relojes estaban orientados a usuarios más tecnológicos y principalmente hombres. Hace casi un año, llegó la segunda ola con los smartwatches con el estilo y diseño de un reloj tradicional que incluían pulseras reemplazables de colores para personalizarlos, monitoreo de funciones diarias y oscilaciones de emociones, entre otras características.

Hoy estos relojes inteligentes están de moda, imprimen un estilo moderno y de vanguardia a sus usuarios quienes comparan modelos y funcionalidades. Si durante la primera ola el desafío era atraer a usuarias mujeres; ahora, su uso es más homogéneo. Son más simples, finos y para uso cotidiano.

A propósito de este tema, lo invitamos a conocer nuestro portafolio de soluciones de movilidad, Aranda Mobile Service.

Fuente

Dejar un Comentario

1 × 5 =

Empiece a escribir y presione Enter para realizar la búsqueda

Top Contáctanos