Un día tiene solo 24 horas, resígnese (Consejos de emprendimiento)

24-horas-consejos

En las empresas se escucha mucho la frase «ojalá un día durara 48 horas». Correr constantemente, vivir con el tiempo como enemigo, siempre agotada, siempre en es tensionante. Peor aquellos individuos que sufren de este problema, si un día durara 48 horas tampoco les  alcanzaría. Y es que el problema no son las horas del día, sino el modo en que se uso, por tanto, este post está hecho para compartir algunas rutinas y herramientas necesarias. Es hora de poner orden a este caos que es la vida en el mundo del emprendimiento y las tecnologías (o cualquier otro mundo) porque finalmente todos padecen de lo mismo:

1. Haga listas: En principio lo que necesita son un par de elementos, uno inventado en el siglo XV y el otro en el XVII: papel y lápiz. Seguramente conoces cualquier cantidad de aplicaciones para reemplazarlos con tecnología, pero al parecer, la acción de escribir permite que a nuestros cerebros procesar mejor las ideas y las organiza más rápido. Así que anota en listas de todo lo que necesitas hacer. Es recomendable probar con distintos métodos hasta encontrar el que te resulte cómodo. Paciencia, como todo lo nuevo tomará algo de tiempo hasta que se ajuste.

2. Jerarquiza:  Una vez que tenga la lista, reordénela. Arriba lo importante, abajo lo que puede posponer un día, mas abajo lo que puede posponer más tiempo. Ponga fechas topes, horas topes, repita el proceso todas las veces que haga falta y Prémiese por cada logro.

3. Sepa decir que NO: Se ahorrará muchos disgustos y se los ahorrará a otros. Si algo te resulta demasiado ajustado en tiempo, esfuerzo o responsabilidad, es preferible declinar o re agendar. Delegar es otra de las tareas que siempre quedan pendientes, así que empieza a practicar ahora. Si cuentas con personas que pueden encargarse de ciertas tareas, empieza a delegar cosas.

4. Deje espacios para imprevistos:  Calcule el tiempo alrededor de las reuniones, esas que ya sabe que no empezarán o terminarán a la hora. Incluso puede salir con antelación para que cubra cualquier inconveniente en el tráfico. Planifique con antelación las acciones a tomar y calcule errores. Y si te quedan unos minutos sueltos (a veces los milagros ocurren) aproveche para leer o hacer revisiones.

5. Presupueste tiempo para usted:  Es una constante: lo urgente no deja tiempo para lo importante. Y suele ocurrir que a fuerza de apagar incendios, llega al final del día sin haber hecho una sola cosa por el gusto de hacerla. Si eso ocurre varios días seguidos, enciende las alarmas, ante todo, su salud mental y física son importantes. Ponga una nota en su escritorio y recuérde hacer algo que disfrute por gusto, luego su trabajo te lo agradecerá.

 

Fuente

Dejar un Comentario

diecinueve − once =

Empiece a escribir y presione Enter para realizar la búsqueda

Top Contáctanos