El mercado se abre al Software como servicio

 En Cloud Computing

En los últimos años, las grandes y medianas empresas han integrado el uso de las nuevas tecnologías en sus procesos de negocio, lo que les ha permitido ser más competitivas e incrementar su rentabilidad. Sin embargo, el tejido empresarial español está formado fundamentalmente por microempresas, cuyo acceso a las nuevas tecnologías es limitado. Cerca del 90% del volumen empresarial español está constituido por empresas que tienen menos de 10 empleados en plantilla. Sólo el 41% de las micropymes disponen de software o sistemas asociados a su actividad y la mayoría de éstas sólo utilizan los software informáticos para la facturación o la gestión contable. Esto es el resultado del desconocimiento y la falta de información de lo que la aplicación de un software de gestión puede hacer por mejorar la productividad del negocio, independientemente del número de empleados que tenga.

En los últimos años, las grandes y medianas empresas han integrado el uso de las nuevas tecnologías en sus procesos de negocio, lo que les ha permitido ser más competitivas e incrementar su rentabilidad. Sin embargo, el tejido empresarial español está formado fundamentalmente por microempresas, cuyo acceso a las nuevas tecnologías es limitado. Cerca del 90% del volumen empresarial español está constituido por empresas que tienen menos de 10 empleados en plantilla. Sólo el 41% de las micropymes disponen de software o sistemas asociados a su actividad y la mayoría de éstas sólo utilizan los software informáticos para la facturación o la gestión contable. Esto es el resultado del desconocimiento y la falta de información de lo que la aplicación de un software de gestión puede hacer por mejorar la productividad del negocio, independientemente del número de empleados que tenga.

La comercialización tradicional de los software ERP consiste en la adquisición, por parte de la empresa interesada, de la licencia del software; instalando éste en sus servidores y equipos que se encargan de gestionar la base de datos del negocio. Esto implica también una inversión en la adquisición de servidores y la adecuación del equipo al nuevo flujo de información que debe manejar. Además, a pesar de que el software informático se ofrece como un producto acabado, es susceptible a continuas mejoras, que se obtienen previo pago de las actualizaciones o comprando la nueva versión. Por lo que el uso e implantación de un software ERP, se convierte en una inversión costosa, en muchos casos, imposible de acometer por parte de una microempresa. Software como servicio SAAS ¿Qué es?

Hoy en día, el mercado ofrece una solución, adaptando su oferta a las necesidades de las micropymes. Esta solución se ha denominado software como servicio SaaS (Software as a Service,), que es una evolución del ASP (Application Service Provider) y que consiste en pagar por la utilización del software de gestión hospedado en un servidor remoto del proveedor, al que se accede a través de internet. De esta manera, con software como servicio SAAS, las micropymes tienen acceso a diferentes software que, por su alto coste, hasta ahora eran exclusivas de las grandes corporaciones.

La diferencia entre un ASP y un software como servicio SAAS radica en que, el software que hoy en día se ofrecen a través de la modalidad software como servicio SAAS han sido creadas y están optimizadas para su uso a través de internet, a diferencia de sus predecesoras. Esto las hace más ágiles, intuitivas y accesibles, no siendo necesario tener grandes conocimientos técnicos para su implementación, lo que hace del software como servicio SAAS la solución ideal para el microempresario.

 

La comercialización tradicional de los software ERP consiste en la adquisición, por parte de la empresa interesada, de la licencia del software; instalando éste en sus servidores y equipos que se encargan de gestionar la base de datos del negocio. Esto implica también una inversión en la adquisición de servidores y la adecuación del equipo al nuevo flujo de información que debe manejar. Además, a pesar de que el software informático se ofrece como un producto acabado, es susceptible a continuas mejoras, que se obtienen previo pago de las actualizaciones o comprando la nueva versión. Por lo que el uso e implantación de un software ERP, se convierte en una inversión costosa, en muchos casos, imposible de acometer por parte de una microempresa. Software como servicio SAAS ¿Qué es?

Hoy en día, el mercado ofrece una solución, adaptando su oferta a las necesidades de las micropymes. Esta solución se ha denominado software como servicio SaaS (Software as a Service,), que es una evolución del ASP (Application Service Provider) y que consiste en pagar por la utilización del software de gestión hospedado en un servidor remoto del proveedor, al que se accede a través de internet. De esta manera, con software como servicio SAAS, las micropymes tienen acceso a diferentes software que, por su alto coste, hasta ahora eran exclusivas de las grandes corporaciones.

La diferencia entre un ASP y un software como servicio SAAS radica en que, el software que hoy en día se ofrecen a través de la modalidad software como servicio SAAS han sido creadas y están optimizadas para su uso a través de internet, a diferencia de sus predecesoras. Esto las hace más ágiles, intuitivas y accesibles, no siendo necesario tener grandes conocimientos técnicos para su implementación, lo que hace del software como servicio SAAS la solución ideal para el microempresario.

Publicaciones recomendadas

Dejar un Comentario

17 + 4 =

Empiece a escribir y presione Enter para realizar la búsqueda

Top Contáctanos