La computación en la nube ahorra el 40% de los costes informáticos de las pymes

Esta solución tecnológica reduce un 80% el consumo energético informático de las pymes.

ahorro-en-la-nube

Los datos reflejados en el “Informe 2015 Cloud Computing” realizado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), indican que la implantación de tecnologías de cloud computing favorece la productividad y reduce costes de las empresas que las adoptan, especialmente en las pequeñas y medianas empresas. Además, su potenciación tiene un impacto positivo y directo en la economía y la generación de empleo.

Entre sus principales conclusiones identifica cinco beneficios específicos de la migración a la nube para las empresas:

Movilidad: Al hacer uso de los servicios de computación en la nube, no es necesaria la instalación de software en los terminales. El acceso se realiza a través de Internet desde cualquier equipo conectado, y con las integraciones móviles desde cualquier lugar.

Flexibilidad: El paso de software como producto a software como servicio fomenta la fórmula de pago por uso. Permite dimensionar los servicios contratados a las necesidades puntuales de la pyme.

Productividad: La flexibilidad en la organización, el acceso remoto y los equipos conectados y colaborativos, asociados al uso de soluciones en la nube, actúan como impulsores de la productividad de las empresas.

Seguridad: Las empresas proveedoras de servicios de cloud computing ofrecen unos estándares de seguridad muy elevados. Por encima de lo que pueden alcanzar, por medios y conocimientos, la mayoría de las pymes. El uso de esta tecnología permite que las empresas pequeñas y medianas experimenten esos niveles de seguridad en sus comunicaciones, datos y equipos.

Ahorro: Se ha demostrado que tienen un efecto directo en el ahorro de costes informáticos de las pymes. Hasta un 40% de la inversión en hardware y software, un 31% en los costes de personal TIC, y hasta un 80% en consumo energético.

Contar con una estrategia para la nube implica entender el costo exacto y los retos asociados a la incorporación de la nube, observar la empresa, agregando que es vital entender cómo hacer que la nube funcione para cada organización en particular, para así elegir la combinación más costo efectiva, ya sea on-premise o en la nube, que cumpla los objetivos planteados.

“Al no contar con una estrategia, las organizaciones se condenan a sí mismas a pagar un gasto mayor que el necesario, y a disponer de una nube que nunca se desempeñará en conformidad con su verdadero potencial”.

“Una organización que use la nube debe estar en condiciones de adaptar sus cargas de trabajo dinámicamente, de forma que estas siempre cumplan con las prioridades del negocio, en el momento preciso. Sin este cambio de perspectiva, las organizaciones estarán simplemente desperdiciando el potencial que otorga la nube”

Fuente

Dejar un Comentario

1 × cuatro =

Empiece a escribir y presione Enter para realizar la búsqueda

Top Contáctanos