La industria de la fabricación transforma el servicio de campo

la-industria-de-la-fabricacion-transforma-el-servicio-de-campo

La aparición del Internet de las Cosas y su posterior empleo en la industria ha significado un punto de inflexión en los sistemas de mantenimiento y en las técnicas de fabricación. La intensa evolución que ha vivido este tipo de tecnología ha impulsado una nueva revolución industrial basada en la automatización de procesos, en la anticipación y detección de posibles incidencias y en el desarrollo de sistemas para resolver fallos de manera remota.

Sensores que detectan el desgaste de una pieza, sistemas de mantenimiento autónomos, máquinas que comparten información para predecir posibles fallos… La Cuarta Revolución Industrial ha llegado de la mano del Internet Industrial de las Cosas (IIoT, por sus siglas en inglés) para innovar los servicios de campo o de mantenimiento con equipos desplazados (field service).

Esto ha supuesto una mejora en las capacidades de la industria de la fabricación y en los servicios de campo para hacer frente a los cambios de un sector dinámico de forma eficiente y ahorrando importantes recursos económicos y materiales. La instalación de sensores y la implantación de sistemas ciberfísicos permite una producción más rápida y flexible al tiempo que proporciona unos servicios de campo más precisos que permiten actuar de forma predictiva.

La Cuarta Revolución Industrial

Esta evolución se ha visto favorecida por el desarrollo de la interconectividad que permite la transferencia de grandes volúmenes de datos entre diferentes dispositivos para mejorar el funcionamiento de la maquinaria. Con esta tecnología es posible crear “fábricas inteligentes”, que se caracterizan por la supresión de los tiempos de inactividad y por la automatización de los procesos. Así nace la llamada industria 4.0, resultado de un proceso de transformación de todo el tejido industrial.

Veamos cómo ha progresado la industria desde la primera revolución en el siglo XVIII:

Nueva generación de servicios de campo

El Big data y el Internet Industrial de las Cosas tienen un papel esencial en el nacimiento de una nueva generación de servicios de campo. La instalación de sensores en la maquinaria sirve para recoger ingentes cantidades de información que son volcadas en la base de datos gracias a la interconectividad entre aparatos. A partir de ahí, potentes herramientas de análisis se encargan de extraer e interpretar los datos de rendimiento.

Con esta tecnología, los responsables de los servicios de campo pueden optimizar las tareas de mantenimiento. Algo que también se verá beneficiado con el uso de otros instrumentos como los drones, que permitirán realizar fácilmente inspecciones aéreas y llegar a zonas de difícil acceso para los técnicos.

Como vemos, las innovaciones tecnológicas traen consigo cambios inimaginables hasta hace poco. Ahora, la responsabilidad de las empresas consiste en anticiparse a las próximas innovaciones que presagia la Industria 4.0. Aranda Field Service es la solución por excelencia para enfrentar los retos de esta cuarta revolución industrial, ya que le permite controlar el ciclo de vida de las órdenes y realizar el seguimiento detallado de los servicios del trabajo en campo, desde la programación hasta su ejecución y cierre. Aranda Field Service le permitirá asignar de forma automática un responsable en campo, conociendo las características del caso en trámite desde un dispositivo móvil, verificando los repuestos o elementos de configuración necesarios para brindar la asistencia requerida y solucionar efectivamente la orden de trabajo. Conozca más de Aranda Field service aquí. 

 

 

Fuente

Dejar un Comentario

18 + 1 =

Empiece a escribir y presione Enter para realizar la búsqueda

Top Contáctanos